OLYMPUS DIGITAL CAMERA

«Que no, que no. Que yo el iPad me lo he comprado para mí, y no se lo pienso dejar a mis hijos, que a saber.» ¡Ja, ja, ja! Venga, reconozcámoslo: esto lo hemos dicho todos y después, a la primera de cambio, los hemos pillado con las manos en la pantalla. Incluso se lo dejamos a ratos para que… se entretengan… con otra cosa… (ejem). Y alucinamos con que un niño que acaba de aprender a andar sea capaz de dar al botón de inicio del iPhone, deslizar el dedo para desbloquearlo y avanzar por las pantallas hasta encontrar la app que quiere y ponerse a jugar. No sé de qué nos extrañamos, la verdad.

Yo no he vetado ni el iPhone y ni el iPad porque me parece que son un buen complemento a todo lo demás que hacen y, aparte de ver vídeos de Peppa Pig en Clan, hay aplicaciones didácticas con las que pueden reforzar ciertas destrezas mientras juegan. Lo duro para una madre es ser testigo del potencial carácter compulsivo de su hija cuando le quita el iPad de las manos. No queda más remedio que hacer política de racionamiento.

Racionando, estas son algunas de las apps que a Adriana y a Valeria más les gustan y que a mí no me dan cargo de conciencia. Todas están disponibles para iOS; si sois de esos especímenes raros que tienen una tableta en lugar de un iPad, de esos convencidos de la indudable superioridad técnica de Android o de esos alérgicos a las manzanas… os aviso si hay versión para vosotros. Soy así de maja. (Desde el cariño, ¿eh?).

· Little Digits. Una app ingeniosa para aprender a contar, sumar y restar como lo hacemos todos (cuando aprendemos): con los dedos. Recomendada para niños entre de 3 y 7 años y, que yo sepa, solo disponible para iOS (1,79 €).

· Cuentos interactivos como el de Hansel y Gretel, o cualquiera del mismo desarrollador (también hay versión para Android). Son los cuentos de siempre, con texto y voz en inglés y en español, y páginas pop-up con actividades muy chulas. Cuestan 4,49 €: un poco caras pero la verdad es que dan mucho juego y de vez en cuando se pueden encontrar gratis.

· Toca Boca tiene unas cuantas apps muy divertidas. Entre ellas, una de cocina (¿cómo no?) en la que hay que dar de comer a un monstruo por ejemplo friendo un filete y cortándolo después, con un puntito macarra bastante curioso. Hay algunas gratuitas y otras son de pago (la mayoría a 1,79 €) pero no veo que estén disponibles para Android. Una pena.

· Para niños un poco más mayores está Barefoot Atlas del mundo (4,49 €), una especie de Google Earth a base de dibujos que ofrece información de cada país y también de lugares concretos, monumentos o maravillas de la naturaleza. Una pena más grande todavía que también sea solo para iOS.

· Las apps del Dr. Panda también son bastante entretenidas y funcionan en ambas plataformas, en versiones Lite (gratuitas) o de pago. Nosotras tenemos la del restaurante, donde además de cocinar hay que recibir a los comensales y servirles los platos. (Guau, menuda experiencia.)

· Y, para terminar, Puzzleland. Pues eso: puzzles. Varios niveles que hay que ir superando, así que los más pequeños se pueden quedar en los de 6 piezas. También mola que sea gratis. Androids abstenerse.

Anuncios