Estamos muy contentos porque los Reyes nos han echado unas entradas para ver este concierto de Ara Malikian otra vez. Otra vez, sí, porque ya estuvimos el año pasado y nos gustó tanto que vamos a repetir: el mismo concierto, en el mismo sitio. Se busca que los niños se familiaricen con la música clásica, claro (las Cuatro Estaciones de Vivaldi son fáciles y reconocibles), pero además es un espectáculo divertido y entretenido como bien puede verse en las imágenes, en los pelos y en las poses. Y va acompañado de una narración así que es fácil meterse en situación. Si no lo conocéis, no desaprovechéis esta oportunidad porque merece la pena. Incluso justifica una escapadita a Madrid si no vivís aquí. Una buenísima recomendación para empezar el año.

Anuncios