Calabacín rebozado

Verano. Vacaciones. Sol, calor y piscina. Esta foto es un homenaje al mejor primer plato estival de todos los tiempos y a esas madres que se ponían a rebozar toneladas de calabacín, a las 11 de la mañana o a las 3 de la tarde, para comer después del chapuzón. La mía no daba abasto, porque nosotros íbamos cogiendo rodajas del plato a la misma velocidad con la que ella las sacaba de la sartén. Y ahora lo hago yo, y sin ninguna pereza porque sigue siendo uno de los placeres del verano.

No pongo la receta porque obviamente es calabacín cortado finito, sal, harina, huevo y aceite, por este orden. Solo os recomiendo que lo hagáis, al menos una vez por semana. Mi madre no tenía mandolina pero yo me he comprado esta hace poco. Es baratita y te corta hasta los dedos si te descuidas.

Anuncios